Hermoso Paisaje de playa con arena volcànica en Laguna Quillelhue

A unos 30 km de Curarrehue, pasando el paso fronterizo de Mamuil Malal, nos encontramos con esta belleza, digna de fotografiar en cualquier época del año.
Rodeada de exuberante vegetación nativa, de diferentes tonalidades, desde rojo, hasta rosa y café que en otoño son un deleite a los ojos.
En invierno un paisaje majestuoso cubierto de nieve y que resalta aún más los verdes perennes de su bosque, que rodea a la pequeña laguna, a la que podemos llegar por los senderos que la rodean y que te llevan, además de su playa a otras lagunas cercanas. Cubierta de arena volcánica de tonos oscuros que contrasta con el verde de su agua, la mayor parte del año permanece en calma total, lo que la hace parecer un espejo, y sobre la que descansan aves de paso o de anidación durante todo el año, desde cisnes de cuello negro a las vistosas y recurrentes cachañas que se alimentan de el fruto de las milenarias araucarias que predominan el paisaje a pesar de estar en extinción.
Impresiona por su majestuosidad y su quietud, la cual rompe el sonido de algún ave al alzar vuelo. Volviendo desde chile con un poco más de andar se puede apreciar al volcán Lanin en una postal única.
Recuerde volver con sus residuos.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *