Empieza en la mañana un desafiante ascenso hasta la cumbre de un volcán extinguido desde cuya cumbre se puede disfrutar de una privilegiada vista panorámica de la cadena de volcanes Lanín, Villarrica y Choshuenco, y el cerro Tronador.

Se llega al inicio del sendero en vehículo, por la ruta provincial 48 que lleva al paso internacional Hua Hum. A 10 kilómetros de la ciudad de San Martín de los Andes, a mano derecha y sobre el alambrado, se encuentra el acceso a la senda.

En los primeros metros el sendero atraviesa pastos bajos, de frente a la montaña, y toma paulatinamente hacia la izquierda hasta ingresar al bosque, dónde aparece un segundo cartel indicador.

A partir de aquí el ascenso es continuo, la senda es clara y atraviesa un interesante bosque de lengas, alternando con algunos claros ideales para descansar y apreciar la hermosa vista del valle del lago Lácar.

La vegetación ralea al llegar a un pedrero, y el camino toma a la derecha por un suelo de roca rojiza que semeja ladrillo, en el cual hay que estar atento para no confundirse, aunque la senda es muy transitada y visible.

Rápidamente se accede a la cumbre, dónde los visitantes han levantado un promontorio de piedras repleto de mensajes, recuerdos, y cañas colihues utilizadas como bastones durante el ascenso.

El logro es acompañado de una vista excepcional de la Cordillera de los Andes al fondo, y los valles de los lagos Lácar y Lolog.

Por favor, disfrute de la caminata y al regresar hágalo con sus desechos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *