AVENTURA, ADRENALINA Y UNA EXPERIENCIA FASCINANTE EN LA FAMOSA PIEDRA PARADA.

Piedra Parada, Chubut

El área natural protegida de Piedra Parada se encuentra muy cerca de la ciudad de Esquel. Es un lugar mágico al que se llega para contemplar esa rareza y también para realizar ejercicios de escalada.

Realizamos el recorrido en auto saliendo de Esquel por la ruta nacional 40 primero y por la ruta provincial 12. En total, 82 kilómetros de los cuales 65 son de ripio. La población más cercana se llama Gualjaina. Existe la posibilidad de contratar en una agencia de viaje la excursión, la cual incluiría un guía especializado y vianda.

Esa mole de piedra que supera los 280 metros de altura por 100 de ancho, se encuentra a orillas del río Chubut, un ambiente ideal para paseos de trekking ya que las vistas panorámicas son increíbles e incluyen pinturas rupestres. Antiguamente formó parte de las paredes de un volcán.

La Piedra Parada es un valioso hito para los deportistas ya que permite varios tipos de ascenso escarpado de acuerdo con la experiencia de quienes realicen el esfuerzo. El primero se llama Sueño Lento y se accede a los 240 metros de altura. Con el segundo, llamado Big Bang, se puede llegar a los 248 metros y tiene un grado superior de complicación. Para quienes ya han realizado los recorridos anteriores, aún queda otra ruta a la que llaman Un Largo Camino a Casa, que requiere un mayor grado de técnica.

Destacamos que toda el área natural protegida ofrece actividades para aquellos que no son especialistas en escalada. En medio de un valle colorido y extenso, es posible realizar actividades como el ciclismo de montaña, cabalgatas, trekking y pesca.

Fotos: Francisco García.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *